fbpx

Propiedades de los alimentos

Pirámide de la alimentación

Verduras, hortalizas y frutas: fuentes de minerales y vitaminas

Actúan como antioxidantes, por lo que podrían desempeñar un papel importante en la prevención del cáncer y las enfermedades coronarias. Son alimentos reguladores y aportan poca energía. Su contenido alto en fibra favorece los movimientos intestinales.

Las vitaminas: las imprescindibles

El ser humano no es capaz de sintetizar dichas vitaminas, por lo que es preciso ingerirlas, incluyendo en la dieta los alimentos que las contienen. Se encargan del correcto funcionamiento de los distintos órganos.

Otras sustancias beneficiosas

Además de la fibra, las frutas y verduras contienen otras sustancias que aportan beneficios para tu salud: antioxidantes y fitoquímicos.

Valores añadidos de la fruta y la verdura

  • Al poder consumir la fruta y verdura sin necesidad de cocinarlas, no pierden ninguna de sus propiedades beneficiosas.
  • Por su alto contenido en agua constituyen una manera ideal de hidratar nuestro cuerpo durante el ejercicio y especialmente en verano.
  • Al no contener grasas, son alimentos con pocas calorías por lo que son aconsejables en persona con sobrepeso u obesidad.

Leche, queso y derivados lácteos:

Ricos en sales minerales (calcio), en vitaminas, en proteínas, en grasas (sobre todo saturadas), hidratos de carbono (lactosa) y minerales.

Carnes, pescados y huevos: las proteínas

El consumo de carne roja debe ser moderado, ya que, debido a su contenido en grasas saturadas puede aumentar el riesgo de aparición de algunas enfermedades crónicas como las cardiovasculares y el cáncer. Carece prácticamente de hidratos de carbono, vitaminas antioxidantes y calcio. Es rica en colesterol y los dos únicos minerales que aporta son el hierro y el zinc.

El pescado aporta a la dieta proteínas, grasas insatauradas, vitaminas (A, B12, D y E) y minerales (fósforo, yodo, sodio, calcio…). Es recomendable como sustituto de la carne.

El huevo es uno de los alimentos más completos por su gran cantidad de nutrientes. Aporta proteínas (fácilmente digeribles), grasas de varios tipos, vitaminas (A, D y todas las del grupo B) y diversos minerales.

Cereales y legumbres: energía y fibra

Son alimentos ricos en hidratos de carbono (azúcares). Los cereales que más se consumen son el trigo, el arroz, el maíz y el centeno.

Las harinas blancas o refinadas contienen poca fibra y un valor nutritivo reducido porque en el proceso de refinamiento se pierden algunas de las sustancias nutritivas de los cereales.

Las legumbres aportan proteínas de origen vegetal, fibra, vitaminas (del grupo B) y hierro; aunque este último se absorbe peor que el de las carnes.

La fibra la puedes encontrar en los alimentos vegetales como legumbres, fruta, verdura, frutos secos, semillas y harinas integrales.

Otros consejos que te pueden ayudar:

  • Aceites
    • Escoge fundamentalmente aceites vegetales como el de oliva.
    • Evita cocinar con mantequilla o manteca.
  • Carne, huevo y pescado
    • Consume poca carne roja. Es preferible que la sustituyas por pollo, pescado o pavo.
    • Limita la cantidad de carne procesada como embutidos, bacon, etc.
    • Limita la ingesta de vísceras como hígado, riñones, sesos, etc.
    • No tomes más de tres huevos a la semana.
  • Leche y derivados

    • Sustituye la leche y yogures enteros por desnatados.
  • Alimentos precocinados

    • No abuses de este tipo de alimentos, suelen contener muchas grasas trans.
    • Lee la etiqueta del producto y escoge aquellos con menos contenido en grasas.
  • Bollería y dulces
    • Son alimentos ricos en grasas y carbohidratos.
    • No abuses de este tipo de alimentos.
Recommend
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIN
  • Pinterest
Share
Leave a reply