fbpx

Utiliza los productos de limpieza con cuidado en el hogar

En los trabajos de limpieza doméstica se utilizan una gran variedad de productos químicos peligrosos para la salud: productos tóxicos en mayor o menor grado, corrosivos, irritantes o inflamables.

Los riesgos más frecuentes asociados a la utilización de productos químicos son los siguientes:

Contacto con productos agresivos

Exposición a productos tóxicos o nocivos

Incendio y explosión

limpieza-servicio-domestico

 

Contacto con productos agresivos
Lo más frecuente es que el contacto con productos químicos agresivos (irritantes y corrosivos) produzca efectos de tipo local y a corto plazo (irritación o quemaduras en piel u ojos), pero también puede producir efectos a largo plazo (sensibilización, alergias, eczemas).

Entre las sustancias agresivas de uso más frecuente están la lejía, el salfumán, los productos a base de sosa, los limpiadores antical y los decapantes.

Exposición a productos tóxicos o nocivos
La exposición a productos químicos se produce mayoritariamente por vía respiratoria, es decir, por in-halación de productos químicos que contaminan el ambiente de trabajo. Pero no debemos olvidar que bastantes disolventes orgánicos, como por ejemplo el aguarrás o el alcohol de quemar, son capaces de penetrar en el organismo a través de la piel y causar intoxicaciones.

Entre los productos de limpieza que pueden pre-sentar problemas debido a su inhalación, se en-cuentran aquéllos que pueden desprender vapores o gases irritantes o tóxicos, como el amoniaco, los disolventes, las lejías, el salfumán, el alcohol de quemar y los desinfectantes que contienen formol o glutaraldehído.

Igual que en el caso de contacto con sustancias agresivas, los efectos de la exposición pueden darse a corto plazo (efectos agudos) o a largo plazo (efectos crónicos).

En general, en las actividades de limpieza no se acostumbra a utilizar productos químicos en grandes cantidades y tampoco se da una exposición continua durante toda la jornada, sino que más bien se utilizan en operaciones concretas y de duración limitada. Por ello, el riesgo principal es el de intoxicación aguda por inhalación, normalmente como consecuencia de accidentes: fugas o derrames de productos o reacciones imprevistas que generan gases tóxicos al mezclar productos de limpieza. Estas situaciones son particularmente graves cuando se producen en locales pequeños y mal ventilados como duchas o lavabos.

A continuación se indican las medidas preventivas básicas que se deben tener en cuenta respecto a los productos químicos:

Cuando se manipulan productos químicos, la primera y principal medida de prevención es que los trabajadores dispongan de la información y formación necesarias sobre los riesgos que supone la utilización de dichos productos, las medidas de seguridad a adoptar y la manera de actuar ante  situa-ciones como derrames, incendios o intoxicaciones.

Es fundamental que existan normas y procedimientos de trabajo claramente establecidos que contemplen la manera de actuar en condiciones normales y, también, en circunstancias anómalas. Todos los trabajadores deben seguir estrictamente estas normas. En caso de duda respecto a una operación, se debe consultar con las personas responsables antes de llevarla a cabo.

Es obligatorio que todos los productos químicos peligrosos (tóxicos, nocivos, corrosivos, irritantes, inflamables, etc.) estén correctamente etiquetados. En las etiquetas, además de otros datos (nombre del producto, nombre y dirección del fabricante, etc.) se encuentra información resumida relativa al riesgo que puede conllevar el uso del producto y al uso seguro, mediante:

Pictogramas de peligro: uno o dos símbolos convencionales de peligro que indican los principales peligros del producto (irritante, tóxico, inflamable, etc.). Observe los pictogramas que se muestran en la imagen superior.

La ficha de datos de seguridad es un documento que completa y precisa la información del etiquetado. Contiene una cantidad importante de información relativa a la seguridad e indica los medios de protección a emplear y las medidas a tomar en caso de urgencia. Basándose en ella, se deberán redactar, de forma resumida y clara, instrucciones de seguridad destinadas a los trabajadores.

Nunca se deben trasvasar productos químicos a envases de bebidas o alimentos, ni siquiera etiquetándolos. Tampoco se deben tener envases con productos químicos sin ninguna identificación. Evidentemente, no se deben oler los productos para identificarlos.

“Evítese el contacto con la piel y ojos”
“Manténgase alejado de toda llama o fuente de chispas. No fumar”

“Utilícese únicamente en lugares bien ventilados etc “

Intentar sustituir los productos tóxicos o muy agresivos por otros productos menos peligrosos que consigan la misma eficacia.

Como norma general, nunca se mezclarán distintos productos de limpieza.

Recommend
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIN
  • Pinterest
Share
Leave a reply